Publicidad engañosa en loteos: qué tener en cuenta para no llevarse un fiasco

“Hay muchos que con un folleto venden un pedazo de tierra sin inversiones”, aseveró el titular de Catastro provincial.

El gobierno de la provincia de Santa Fe, a través de la administración provincial del Servicio de Catastro e Información Territorial (SCIT), brindó este lunes una capacitación destinada a municipios y comunas sobre las normativas vigentes para los emprendimientos urbanísticos. 
En el encuentro se dieron detalles del decreto Nº 4109 firmado por el gobernador Miguel Lifschitz, que regula las formas de publicidad (gráfica, radial y televisiva) con el objetivo de terminar con las ofertas engañosas que promueven la compra de terrenos en loteos no habilitados.
“El objetivo es que los ciudadanos estén informados sobre los requisitos a tener en cuenta para elegir bien sus terrenos, saber qué papeles pedir y asegurarse de que no van a tener inconvenientes para escriturar”, sostuvo el titular de Catastro, Norberto Frickx, durante el encuentro realizado en la sede de Gobierno de la ciudad de Rosario.
“Hay mucha publicidad engañosa, la gente cree estar comprando un lote y por ahí esta participando de un fideicomiso donde se compromete a urbanizar. Es decir que lejos de obtener su terreno, lo que hace es ponerse un compromiso de construcción al hombro y no lo sabe”, explicó.
De esta forma, el funcionario destacó que quien quiera comprar un terreno y desconozca técnicamente los requisitos, lo que debe hacer es pedirle al vendedor el número de plano inscripto en Catastro para verificar en el municipio o en el Servicio de Catastro si coincide con el lugar que le ofrecen “ya que el lote existe cuando el plano está inscripto en el Catastro provincial, de lo contrario el escribano no puede hacer ninguna escritura”.
El funcionario explicó que son varias las áreas provinciales y municipales que intervienen a la hora de habilitar un loteo y detalló que “el Ministerio de Medio Ambiente es quien exige y aprueba el estudio de impacto ambiental; el Ministerio de Infraestructura, a través de la secretaría de Recursos Hídricos, otorga la factibilidad hídrica; los municipios y comunas controlan el cumplimiento de los códigos urbanos; y nosotros, desde Catastro, otorgamos la inscripción definitiva del plano de mensura del terreno”.
Finalmente el funcionario sostuvo: “Nosotros queremos prevenir, porque si bien hay urbanizadores cumplidores y muy respetuosos de las normas que hacen inversiones de verdad, también hay otros que son agentes financistas que con un folleto venden un pedazo de tierra sin hacer una inversión genuina y trabajando financieramente con el producido de preventa, concluyó.

Comentarios

Entradas populares