De la ocupación plena al fantasma de las persianas bajas

La actividad comercial empezó a mostrar signos negativos. ¿Cuándo demora hoy en ocuparse un local por el que antes había lista de espera?

La baja del consumo empezó a pegar fuerte en la calle y la situación ya se siente en la actividad comercial. Tal es así que de una ocupación plena de locales en diciembre del 2015, el sector inmobiliario registra hoy una realidad complicada, con un índice de comercios vacíos que llega al 25% con respecto al año pasado.

El aumento de los gastos fijos para afrontar el valor de un alquiler en los corredores comerciales, sumado a la retracción en el nivel del consumo; generó un panorama de persianas bajas en el microcentro rosarino. “Desde 2002 que no se veía una situación similar, sin ir más lejos hasta el año pasado había lista de espera cada vez que se desocupaba un local y hoy toma entre 60 y 90 días volver a colocarlo”, explicó a punto biz Marcelo Gustafsson, titular de la inmobiliaria que lleva su nombre y presidente de la Corporación Empresas Inmobiliarias de Rosario (Ceir).

Si bien no hubo una disparada en los precios en el alquiler, ya que el alza en relación al año pasado está en sintonía con los niveles de inflación, el aumento de los servicios y costos de mantenimiento pusieron en dificultades al sector comercial. “Es una cuestión de cambio de expectativas, se incrementaron los gastos y por el contrario la facturación bajó”, describió Gustafsson sobre una realidad que también se replica en Buenos Aires, dónde en el último bimestre creció casi un 10% el número de comercios vacíos.

El panorama dista mucho del que se daba cuenta a fin del año pasado, cuando fuentes del sector percibían una reactivación del área céntrica, con muchas consultas y un gran abanico de precios. “Creo que ocurren dos cosas; por un lado hay un corrimiento de la zona comercial, donde muchos negocios se mudan a otras zonas, y por otro, las bajas ventas que afectaron las rentabilidad”, apuntó José Ellena, titular de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros). Según opina el empresario la situación no es alarmante pero sí "para prestar atención”.

Por su parte, Gaspar Gariboldi, de la inmobiliaria Dunod, apunta a que "cuando los valores locativos en la arteria principal pasan a ser muy importantes se produce un corrimiento hacia las trasversales, donde el valor de los inmuebles suele ser un poco más bajos". 

En cuanto a los corredores tradicionales más castigados se encuentran las arterias céntricas de calles Rioja, San Juan y Santa Fe, y en cambioSarmiento, Entre Ríos, Corrientes, y Paraguay, permanecen con buenos registros y hoy reman un tanto mejor la coyuntura.  

Comentarios

Entradas populares