La Provincia impulsa un ajuste en el valor de los inmuebles

A 41 años del ultimo revalúo y 23 de su actualización.




El gobierno de la provincia envió a la Legislatura un proyecto de Ley de revalúo catastral de los inmuebles de la provincia, cuyos valores datan de 1974, con algunas modificaciones entre 1992 y 1993.
Esta iniciativa del Ejecutivo se enmarca en un pedido de la Legislatura, que luego de aprobar el presupuesto 2013 dispuso la revaluación general de la propiedad inmueble y el perfeccionamiento del Registro Catastral, en concordancia con lo dispuesto en la Ley N° 2.996 y modificatorias. "El mismo se sustenta en la distorsión respecto de los valores reales que en las propiedades rurales oscilan desde 14 y hasta 59 veces más", esgrimen desde la provincia.
Las valuaciones de referencia que se utilizan actualmente datan de 1974 y se comenzaron a aplicar recién a partir de 1978. Los avalúos rurales fueron modificados en el año 1992 a instancias de la Junta Central de Valuación y posteriormente, el actual cuerpo legislativo, a través de la misma ley que ordeno elrevalúo (Nº 13.286/2012) efectuó otra actualización uniforme del 120 por ciento sin corregir distorsiones. En cuanto al avalúo catastral urbano y suburbano, estos se mantienen sin modificaciones desde el año 1993.
Por otra parte, entre los considerandos del proyecto se menciona que “el aumento de los valores de las propiedades rurales no ha sido uniforme en todo el territorio provincial (de norte a sur): es decir que los inmuebles han experimentado diferentes incrementos según su ubicación debido a múltiples causas, como por ejemplo la expansión de la frontera agronómica; la utilización de nuevas tecnologías agropecuarias; el monocultivo; la expansión de la red vial; ente otros.
Respecto de la valuación vigente de los inmuebles urbanos, la diferencia y dispersión de estos respecto del valor real de la tierra es aún mayor debido al desarrollo de las ciudades, la generación de nuevos núcleos urbanos, de nuevos espacios o barrios dentro de los ejidos urbanos, el desarrollo e impacto de la obra pública y privada en los mismos. También inciden las normativas y códigos urbanos de cada una de las localidades, las que han modificado con heterogeneidad los usos del suelo y con ello las valuaciones dentro de una misma ciudad y entre ellas.
Así, desde el Servicio de Catastro e Información Territorial, y bajo la superintendencia de la Secretaria de Ingresos Públicos del Ministerio de Economía se procedió al diseño, implementación y gestión de las tareas necesarias para ejecutar un plan de trabajo que permitiera establecer el valor actual de los bienes inmuebles de toda la provincia de manera objetiva, masiva y contemporánea.
Para ello se analizaron las experiencias de otras jurisdicciones y el marco legal vigente en materia de valuación masiva y se fijaron actividades basadas en la utilización de métodos estadísticos y de nuevas tecnologías informáticas: uso de Sistemas de Información Geográfica (GIS) en análisis geoespaciales para la identificación y comprensión de las variables explicativas de los valores relevados.
De esta forma, se confeccionó el proyecto que contempla una determinación de valores máximos y mínimos por hectárea de cada distrito de la provincia para la valuación catastral de los inmuebles rurales; y propone los valores para cada frente de manzana o área de cada ciudad o comuna como también el de construcción para la determinación del valor de los edificios en los inmuebles urbanos y suburbanos.

Comentarios

Entradas populares